Viernes, abril 18, 2014
No te lo pierdas
Inicio » Más deporte » Peleas de gallos en España

Peleas de gallos en España

En España están prohibidas las peleas de gallos, salvo en Canarias y Andalucía, donde se consideran una tradición para “la selección de cría para la mejora de la raza y su exportación”. A pesar de ser legales, están muy reguladas. No pueden entrar menores de edad ni todo aquel que no sea socio de la peña gallística donde tiene lugar la pelea. La ley prohíbe expresamente que se realicen apuestas y, por supuesto, que en las peleas haya maltrato o crueldad hacia los animales o acaben en muerte. Las peleas de gallos ilegales están consideradas en la ley como “infracciones muy graves” y están sancionadas con multas que oscilan entre los 1500 y los 15000 euros. La ley exige que las peleas se celebren en el reñidero habilitado, que debe estar preparado para evitar enfermedades como la gripe aviar y para la recuperación veterinaria de los gallos dañados. En Extremadura, Cataluña y la Comunidad Valenciana la Guardia Civil tiene constancia de peleas ilegales.

Agujas, hilos, anfetaminas, espolones artificiales, incluso navajas, es el instrumental habitual con el que se preparan a los gallos antes de las peleas. A los animales les amputan las crestas y les entrenan para aumentar su agresividad, suministrándoles anfetaminas, cafeína o estricnina antes de la pelea. Los enfrentamientos en el reñidero duran entre 15 y 30 minutos y no son a muerte. Aunque la realidad es bien distinta, porque el 50% de los animales que pelean se dejan la vida en el ruedo.

El “Gallo Combatiente Español” es una especie que procede de la India. Pesa entre kilo y medio y dos kilos, llega a la madurez cuando cumple un año y lucha hasta la muerte “por instinto”, según sus criadores. Los gallos combaten de media entre dos y tres veces. Las peleas son muy comunes en América, en países como Costa Rica, Cuba, Estados Unidos, México, Perú, Puerto Rico o República Dominicana. En Asia, sobre todo en Filipinas, y en Europa, además de en España, en Francia y Gran Bretaña también hay tradición. “No somos maltratadores. Los mimamos como nadie, en todos los aspectos”, aseguran los criadores.

Las apuestas son protagonistas en las peleas de gallos. En España, lo habitual es que oscilen entre los 300 y los 600 euros, si bien no está regulado y la apuesta puede ascender tanto como otro esté dispuesto a arriesgar. En las conocidas como “peleas del millón”, las apuestas pueden superar los 10.000 euros.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>